Su forma se asemeja a una gota o un colgante y se origina en dos elementos superpuestos de vidrio que guardan armonía en la elegancia y la fluidez del diseño. La parte superior cónica se vuelve a proponer en el rosetón, simulando un reflejo especular en el cielorraso.

Suspensión

Goccia